equipamiento de vehículos policiales

 

¿Alguna vez te has preguntado cómo se diseña y monta el equipamiento de vehículos policiales? En Valsat dotamos a cuerpos de policía locales y municipales de todo lo necesario para sus vehículos de atestados. Estos vehículos deben disponer de los elementos precisos para ofrecer un adecuado servicio de atención al ciudadano así como para que los miembros de la policía puedan ejercer su labor profesional de forma segura. ¿Quieres descubrir todos sus entresijos? Te los contamos a continuación.

 

Vehículos de atestados policiales, ¿cuál es su cometido?

Un vehículo policial de atestados es la unidad móvil policial que se encarga de la realización de atestados. Es decir, que tiene como tarea principal elaborar un documento oficial en el que aparecen reflejadas todas las diligencias practicadas para averiguar y comprobar si en un accidente de tráfico se ha producido algún hecho delictivo o si ha sido fruto de causas no constitutivas de delito.

Para la elaboración de este documento y las averiguaciones pertinentes para ello, se precisa de un equipamiento para furgonetas que haga las veces de una oficina de comisaría móvil. El equipamiento de vehículos policiales de este tipo debe estar preparado para labores como tomar declaración a los implicados en un accidente, la realización de pruebas de alcoholemia y consumo de drogas o la redacción del informe. Además, el vehículo debe contar con todos los elementos precisos para las averiguaciones policiales e incluso contar con un pequeño kit de primeros auxilios que pueda servir de apoyo a los servicios de emergencias, o como sustituto de estos en el caso de rasguños y heridas leves que no necesiten atención médica especializada.

 

Equipamiento de vehículos policiales: requerimientos necesarios

1. Disponer de un lugar para la elaboración de atestados y la atención al ciudadano

Es necesario que el equipamiento de vehículos policiales disponga de una oficina móvil práctica y completa. Debe contar con todo lo necesario para que los profesionales puedan hacer correctamente su trabajo. El aprovechamiento del espacio es esencial, así como la practicidad de cada elemento disponible en ella.

Es fundamental que disponga de una mesa que sirva tanto de escritorio como de mesa de despacho para las diligencias necesarias con los ciudadanos. También de un lugar para que pueda sentarse el policía y de otro para que lo hagan la persona o personas implicadas en el accidente, así como los posibles testigos.

2. Contar con espacio para el equipo informático

Ordenador e impresora son básicos actualmente y deben tener un espacio habilitado para ellos dentro del equipamiento de vehículos policiales. Mientras el primero puede ir en la mesa de trabajo, la segunda puede ubicarse en un lugar inferior, más discreto, práctico y seguro.

3. El interior debe ser confortable y seguro

Debe serlo tanto para los miembros de los cuerpos de seguridad que tienen que llevar a cabo parte de su labor profesional en él como para los ciudadanos. Cuando ocurre un accidente, incluso aunque sea leve, es habitual que la persona o personas implicadas estén nerviosas, asustadas o doloridas. Por ello, es importante que sientan que están en un lugar seguro, en el que puedan tranquilizarse, recuperarse del susto, ofrecer declaración y, en el caso del conductor o conductores, someterse a las pruebas de alcoholemia y/o drogas sin presión y fuera de la vista de transeúntes y curiosos.

Para ello el equipamiento de vehículos oficiales debe contar con un asiento adecuado y con calefacción y aire acondicionado por suelo y techo.

4. Tener todo el instrumental preciso para la realización de atestados

Elementos como portabalizas o los kits de test de consumo de alcohol y drogas, entre otros aparatos e instrumentos necesarios para las primeras tomas de datos e investigación sobre el accidente, deben tener cabida en el equipamiento de vehículos policiales. Archivos, cajones y armarios de fácil acceso, buena capacidad dentro de un espacio limitado y seguridad durante el transporte son vitales.

5. Es recomendable que disponga de un kit de primeros auxilios

Un vehículo de atestados no es un vehículo de emergencias sanitarias, pero puede ser el primero en llegar al lugar del accidente o servir como apoyo a los mismos en un momento determinado, atendiendo pequeñas heridas o contusiones que no precisan de atención médica. También para los propios policías, que en su labor profesional pueden necesitar alguno de estos elementos. En el equipamiento de vehículos policiales es, pues, recomendable incluir un práctico botiquín que debe estar en un lugar seguro pero fácilmente accesible. También puede ser interesante disponer de un desfibrilador, ya que es un elemento que salva muchas vidas y que cada vez se aboga más porque esté disponible en espacios públicos y privados.

 

A quién interesa el equipamiento de vehículos policiales

Principalmente a los gobiernos estatales, autónomos o municipales para los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, tanto en España como en otros países. Entre ellos, a ayuntamientos que quieran mejorar la dotación de su cuerpo de policía municipal, renovarla o ampliarla para una mejor atención al ciudadano en accidentes e incidentes dentro de su municipio.

En Valsat somos especialistas en equipamiento para furgonetas. Nos encargamos de ofrecerte  todo lo necesario para el equipamiento de vehículos policiales bien dotados, montándolos de forma rápida, profesional y eficiente para que sean operativamente muy prácticos, cómodos y puedan dar el mejor servicio a la ciudadanía.