Seguro que te gusta comer la fruta fresca, saludable y con buena apariencia. Los alimentos perecederos como las hortalizas, la carne o el pescado deben mantenerse en las mejores condiciones de almacenamiento y a la temperatura correcta en su distribución hasta el punto de venta. De ahí la importancia del transporte refrigerado en la cadena de frío.

¿Pero qué es la cadena de frío? Son todos los pasos que se deben seguir para que el proceso de refrigeración o congelación sea el idóneo en los comestibles desde el origen hasta el consumo.

Tanto la congelación como la refrigeración ralentizan la actividad bacteriana en los productos perecederos, por esto es necesario no romper la cadena de frío en su distribución. En la actualidad se opta por la ultracongelación que se realiza en muy poco tiempo y no deteriora los alimentos, porque apenas produce cristales de agua que aparecen cuando un producto se congela despacio.

Para el transporte refrigerado de estos alimentos se deben usar vehículos adaptados en condiciones iguales en cuanto a capacidad, peso, resistencia, normas de seguridad, autonomía o consumo de combustible que puedan preservar la seguridad de la mercancía desde el momento de la recogida hasta la entrega final.

 

Características de los contenedores de transporte refrigerado

En Valsat cumplimos con todas las exigencias legales y técnicas en la calidad del transporte y en la vigilancia de la mercancía.  Para ello diseñamos equipamiento para furgonetas específico y contenedores móviles refrigerados para la circulación de productos que deban conservarse en seco, frío o congelado.

Disponemos de varios modelos con características especiales como:F0140 NDN / FDN – F0330 NDN / FDN. Nuestros formatos apilables poseen un volumen interno de 140 y 330 litros. Lo constituye una estructura robusta en polietileno de media densidad realizada en una sola pieza. Esto proporciona una limpieza eficaz y sencilla, ya que el contenedor no posee juntas ni ángulos curvos.

En esta evolución en la logística del transporte refrigerado, cabe destacar que estos depósitos albergan un compresor hermético de corriente continua con control digital de la temperatura, una protección contra bajo voltaje, evaporador roll-bond y condensador ventilado.  Y para su alimentación se añade un cable de 220V para conectar a la red cuando se necesite.

 

Cómo se debe realizar la carga y descarga en los transportes refrigerados

Es responsabilidad de los operarios o personal que deba realizar este cometido que todo se haga de manera correcta sin llegar a perjudicar o alterar la calidad de la mercancía. Caben destacar varios pasos importantes como:

Rapidez

La carga y descarga de los productos debe realizarse con rapidez para evitar el choque de la carga con el cambio de la temperatura tanto en el exterior como en el interior del camión o furgoneta.

Sellado de puertas

Las puertas del transporte deben abrirse justo en el momento de la carga o la descarga para que no se pierda el frío. Sobre todo, es importante si hay que visitar varios distribuidores.

Transporte simultáneo de alimentos

Siempre y cuando la temperatura de estos sea compatible y no dé lugar a alteraciones en la mercancía.

Acondicionamiento de los vehículos

El enfrío de los camiones u otros medios debe realizarse antes de incorporar la carga, para que no se corrompa la calidad de esta. De ahí la importancia de un medidor digital de temperatura en todos los medios de trasporte de mercancías.

 

Embalajes que ayudan a la cadena de frío

La única manera de que diferentes productos puedan convivir juntos en el transporte refrigerado es que estén bien envasados. Es necesario utilizar embalajes que cumplan las normas sanitarias y que no aumenten el peso ni reduzcan el espacio dentro de los contenedores.

Uno de los embalajes que mejor funciona como aislante térmico es el poliestireno expandido. Este material evita que el alimento aumente su temperatura y se deteriore en el camino al consumidor final, además, protege de los cambios bruscos de temperatura.

Sin embargo, no solo los alimentos deben seguir unas normas, los operarios y vehículos de transporte refrigerado no están exentos de ellas, deben seguir la norma CCQI.

 

Norma CCQI

La norma CCQI (Cool Chain Quality Indicator) establece un sistema de medidas orientadas a mantener las condiciones ambientales idóneas en la cadena de frío para todos los Productos Perecederos y Sensibles a la Temperatura (PTSP).

En definitiva, con esta norma se puede evaluar la fiabilidad, calidad y competencia del uso del transporte refrigerado y de la manipulación y almacenamiento de los productos perecederos.

Atendiendo a este resumen cabe destacar las operaciones que acoge este sistema, como: la pre-refrigeración; el transporte en vehículo por tierra, mar y aire; el almacenamiento de larga y corta duración; las tiendas minoristas; el control de los contenedores en todos los procesos que abarca el proceso de distribución.