La libre circulación de las personas es un derecho fundamental dentro de España y de la Unión Europea para todo ciudadano. En este sentido, el uso libre, cómodo y seguro de los medios de transporte es esencial para la integración de las personas dentro de la sociedad. Muchas de las actividades que forman parte de nuestra rutina diaria requieren de largos desplazamientos para los que es necesario coger un coche o tomar un autobús o el metro.

En la actualidad, el incremento de la esperanza de vida ha hecho que la población haya envejecido más, y el censo de personas con discapacidad hace necesaria la adopción de medidas de accesibilidad para que todo el mundo pueda usar y disfrutar plenamente de los entornos, productos y servicios de la sociedad. A lo que debemos sumar la cantidad de personas con discapacidades transitorias, como las lesiones o circunstancias que inciden en las discapacidades, las mujeres embarazadas o aquellas personas que necesitan transportar una gran cantidad de equipaje.

En este sentido, el Eurotaxi se ha convertido en un vehículo fundamental para favorecer el desplazamiento urbano de las personas con movilidad reducida. Es decir, un taxi que ha sido adaptado para ser completamente accesible. La idea de ofrecer este servicio surgió a principios de la década de los 80. En esta época algunos particulares contaban con vehículos adaptados para su discapacidad, pero no se ofrecían como medio de transporte público. Sería Nissan la que llevaría a cabo la primera adaptación. No obstante, hasta la llegada de los monovolúmenes a finales de los 90, las adaptaciones no llegaron a ser completamente satisfactorias, siendo Citröen y Fiat las que homologaron los vehículos. Con la llegada del nuevo milenio, se empezaron a otorgar nuevas ayudas económicas que permitirían aumentar la flota de Eurotaxis y a lo largo de los años, el interés por parte del colectivo de taxistas en este tipo de vehículos también ha facilitado el aumento de los mismos.

 

¿Cómo es un Eurotaxi?

Los Eurotaxis son vehículos que han sido transformados para permitir el desplazamiento de todo tipo de personas. Un vehículo que ofrece un alto nivel de comodidad para trayectos largos y en los que se requiera de un gran espacio para el equipaje. No se trata de un vehículo exclusivo para personas con movilidad reducida, sino que puede montar en ellos cualquier persona, aunque obviamente ofrece una calidad de viaje mayor para personas que utilicen silla de ruedas, tanto de forma temporal como permanente.

Para ello, se transforma la estructura de la parte trasera del coche con el objetivo de crear un espacio que, cumpliendo con las normas UNE 26494, permita transportar a una persona con discapacidad. Accediendo al vehículo mediante una rampa y disfrutando de sistemas de seguridad de última generación. Adaptados al 100 % a las necesidades de la persona y pudiendo elegir entre vehículos de 5, 8 y 9 plazas.

 

Soluciones Eurotaxi ofrecidas por Valsat

En Valsat Equipamientos ofrecemos soluciones adaptadas a la legislación vigente a este respecto y siempre estamos inmersos en un constante proceso de mejora para convertir un vehículo en un Eurotaxi, dotándolo de las comodidades necesarias para que cualquier persona con movilidad reducida pueda disfrutar de un viaje agradable. Todos los vehículos se entregan debidamente legalizados, homologados y con la ITV pasada. Es decir, completamente adaptados en base a las normativas UNE correspondientes.

Dado el mayor coste que supone para el profesional obtener un vehículo de este tipo y llevar a cabo las adaptaciones, estas licencias cuentan con ayudas y subvenciones por parte de la administración pública. Una vez concedida, es posible ejercer la profesión con el Eurotaxi un máximo de 16 horas diarias los 7 días de la semana. Mientras que las licencias de taxis convencionales deben parar obligatoriamente 2 días a la semana, los Eurotaxi no están obligados a ello, ya que cumplen con una función social fundamental.