grandes flotas equipamiento furgonetas

 

Transformar grandes flotas de vehículos en talleres móviles, gestionar la rotulación de los mismos u homologarlos para cumplir con la legalidad son algunos de los pasos más sencillos para un empresario, pero que pueden convertirse en tediosos si no se sabe bien a quién recurrir. La oferta de empresas que se dedican a esta actividad y prometen facilitar la tarea es amplia, por eso a la hora de buscar especialistas en grandes flotas hay una pregunta común: ¿a quién elijo? La respuesta es sencilla: a quién cumpla los siguientes requisitos.

 

Renting o concesionario

Si hablamos con la empresa de renting a la que se van a alquilar las grandes flotas sin estar metido en el sector, corremos el riesgo de no ser bien asesorados y luego llevarnos desagradables sorpresas. Es normal no estar habituados a este tipo de operaciones, luego confiar en quien entiende del tema para llevar a cabo esta coordinación es un proceso lógico y muy habitual.

Las gestiones también pueden pactarse con los concesionarios, si las grandes flotas van a ser compradas. Aquí hay que tener en cuenta la legalización de los equipos que se vayan a instalar, así como los trámites que se requieren para llevar a cabo el montaje acorde con la legalidad.

 

Homologación

La homologación de vehículos que se van a dedicar a la actividad profesional es obligatoria si los coches o furgonetas necesitan de elementos específicos como es la instalación de una rampa o la colocación de estantería para un taller móvil, por citar dos ejemplos. Ante este imperativo legal, podemos encontrar dos casos: que la homologación se haga previamente a la matriculación del vehículo o que el vehículo ya esté matriculado.

En el primer caso, en la que los vehículos que van a formar parte de grandes flotas deben ser homologados antes de matricularse, hay que saber que el objeto puede ser de una serie corta nacional, de una serie europea o individual. Al concluir el proceso se emite la tarjeta de la Inspección Técnica de Vehículos con la que se acudirá a la sección General de Tráfico donde llevar a cabo la matriculación del vehículo.

En el segundo caso, cuando el vehículo ya está matriculado, se debe adaptar la reforma para ajustarla a la legalidad en vigor en cada momento. Para ello, hay que acudir a una estación donde habitualmente se hacen las ITV, donde se elaborará una ficha técnica que indique el tipo de reforma que se necesita. Es aquí cuando se aporta la documentación correspondiente, entre la que está el Certificado al taller que haga tal reforma.

 

Montaje en campa

Cuando las grandes flotas necesitan un montaje en campa, la tecnología juega un papel imprescindible y las compañías que no se han adaptado a estos nuevos dispositivos se quedan atrás. Por eso, además de la instalación de la campa, es bueno que la empresa se encargue de las operaciones de taller de montaje, de la reparación de vehículos, de la gestión del ciclo de vida, del almacenaje, de los servicios programados, de la trazabilidad y del control de los distintos actores que intervienen en la cadena logística.

 

Transporte y entrega

Si cuando esperamos una carta que no llega nos ponemos impacientes, imaginemos el nivel de nerviosismo que podemos alcanzar cuando los vehículos de las grandes flotas no llegan. Contratar a una empresa para que se haga cargo del transporte de los mismos, de la recogida y de la entrega en el destino elegido nos ahorrará disgustos, tiempo y trámites. La coordinación con las empresas de transporte para el correcto funcionamiento es un servicio a valorar muy seriamente.

 

Modificación de vehículos

Adaptar las grandes flotas a talleres móviles para el desempeño de tareas profesionales debe ser una tarea hecha por expertos. Para ello, la empresa que elijamos tiene que conocer las necesidades de cada cliente, la actividad que va a desempeñar y los elementos que mejor encajan en el desarrollo del trabajo día a día, aprovechando el espacio al máximo y, a la vez, haciendo cómodo el uso diario de los elementos que se transporten.

 

La gestión de grandes flotas es, en resumen, la administración de la logística de un conjunto de vehículos para una organización, por eso confiar el equipamiento de furgonetas a especialistas en la materia convertirá la inversión en un éxito a rentabilizar con la actividad económica que se desarrolle.