furgonetas taller

 

La seguridad no puede ser descuidada cuando estamos al frente de un volante. Las furgonetas taller llevan en la parte trasera una elevada carga por el material y las herramientas que transportan. Más valiosa aún es la vida de las personas que viajan en la parte delantera y que al salir a la carretera se exponen a los imprevistos que puedan surgir. Esto nos lleva a confirmar que la seguridad es uno de los aspectos fundamentales que se debe tener en cuenta a la hora de equipar un vehículo profesional, por eso los fabricantes de furgonetas llevan a cabo un control de calidad exhaustivo en el que incluyen varias pruebas. Una de las evaluaciones más conocidas es el “crash test”, que consiste en simular un accidente en un vehículo para conocer qué consecuencias tiene en él y así mejorar los sistemas de seguridad pasivos.

La seguridad pasiva se encarga de minimizar los efectos de un accidente con un vehículo y se denomina pasiva porque no es el conductor quien la controla. Pongamos un ejemplo: pisar el freno es seguridad activa, que salte el airbag es seguridad pasiva.

Las furgonetas taller tienen además el condicionante de la carga (en ocasiones voluminosa y/o pesada) que llevan en la parte trasera y que hace aumentar los efectos del impacto si no tiene las condiciones de seguridad adecuadas. Pongamos otro ejemplo: las sujeciones de las estanterías pueden mantener estable el material que se lleva en la parte trasera o, por el contrario, hacer aumentar la huella de frenado.

Por razones como esta, se ha establecido que todos los vehículos deben superar el “crash test” para poder ser vendidos en la Unión Europea. Algunas de las pruebas que garantizan la seguridad de las furgonetas taller, los turismos o los cuadriciclos son estas:

 

-   El frenado de emergencia autónomo 

Activa los frenos cuando el conductor no reacciona. Las pruebas se realizan a diferentes velocidades para simular todo tipo de condiciones de emergencias y en ellas se tiene en cuenta tanto la efectividad del frenado como la advertencia de la colisión frontal.

 

-   El ensayo de impacto frontal

Desarrollado por el Comité Europeo, hace chocar el vehículo con una barrera deformable. Es la habitual imagen de un maniquí monitorizado que recibe el golpe simulando lo que le ocurriría a una persona en un accidente. En las furgonetas taller se mide el impacto con diferentes tipos de carga.

 

-    El ensayo de impacto lateral

Tiene funciones similares al frontal, sólo que aquí la prueba se realiza en el impacto de la puerta del vehículo, tanto del conductor como de sus acompañantes. Así se revisan los llamados airbags laterales o de cortina. Aquí hay una variante que es el impacto lateral contra un poste y que puede ocurrir en cualquier sitio y en cualquier momento.

 

-    El latigazo cervical

Es una de las consecuencias más comunes tras un accidente. Por eso los “crash tests” ponen especial énfasis en esta prueba, en la que se utilizan velocidades bajas, regulación de la altura del asiento, posición del reposacabezas, etcétera.

 

-     El impacto contra peatones

También sirve para estudiar el daño causado a los viandantes en caso de atropello. Una vez más, los simuladores de partes del cuerpo reflejan las consecuencias que hay para las personas en cabeza, piernas o tórax tanto en adultos como en niños.

 

-    El peso de la carga

Juega un papel fundamental, por eso esta variable también se tiene en cuenta en las pruebas de evaluación de seguridad. El equipaje en los turismos o la colocación de las herramientas en una furgoneta taller determinarán unas consecuencias u otras tras un impacto. Por eso la sujeción de las estanterías, los accesorios de seguridad de la carga o la correcta colocación de una rampa que no “baile” en el interior de la furgoneta taller son aspectos a tener en cuenta para reducir el riesgo entre los conductores.

.

Usar furgonetas taller no significa que el riesgo de tener un accidente sea mayor, puesto que los “crash test” ayudan a detectar las debilidades de seguridad como se hacen con otro tipo de vehículos. Lo fundamental es que la empresa automovilística avanza de forma continua en realizar estas evaluaciones, para luego llevar a cabo las medidas que mejoren el sistema. Por otra parte, los sistemas de seguridad que se establezcan en el interior del vehículo en base a los equipamientos que cada perfil profesional necesite también ayudarán a reducir los efectos de llevar una carga en la parte posterior.

En Valsat Equipamientos la seguridad es primordial y, por eso, todo nuestros sistemas de seguridad para furgonetas y unidades móviles han superado de manera satisfactoria, con excelentes resultados, los “crash test” correspondientes, así como otras pruebas que certifican nuestra calidad en los productos y servicios que ofrecemos. ¡Contacta con nosotros! 

.